En nuestro país, hacerse autónomo es un decisión arriesgada dado que comporta tener que asumir el pago de una cuota mensual con independencia de los ingresos que se hayan obtenido. Sin embargo, actualmente hay unas mejores condiciones para aquellos que inician su actividad como autónomos durante los primeros años.

¿Qué hay que tener en cuenta parea ser autónomos?

En la red podemos encontrar muchos portales especializados que nos pueden aportar información sobre todos los trámites que se deben llevar a cabo. Hay que darse de alta en la Seguridad Social en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) a desarrollar, como la elaboración  de facturas, el tener que darte de alta, los temas de la Seguridad Social, salvo en algunos sectores en los que hay un régimen privado alternativo mediante mutualidades de previsión social, somos es el caso de abogados y farmacéuticos, entre otros colectivos.

En el presente artículo nos centraremos en exponer una serie consejos de carácter universal pronunciados por Deborah Jacobs y compartidos en la revista Forbes, y que son aplicables a cualquier persona que se esté pensando hacerse autónomo o bien ya lo sea.

  • Lo principal es hacerse ver: no conseguiremos clientes estando sentados en casa. Debemos identificar nuestros puntos fuertes y comunicarlos en nuestro entorno. Primero podemos hacerlo a escala local (dependiendo del tipo de negocio, claro está) y luego abrirnos cada vez más para llegar a una cuota de mercado más amplia. Es importante identificar previamente quienes pueden ser nuestros clientes potenciales para dirigirnos a ellos. En este sentido, es fundamental estar presentes en la red y de una forma efectiva. Hay que disponer de un portal actualizado mostrando tus servicios y hacer uso de las redes sociales para fortalecer esa presencia. Cabe destacar también la importancia de mostrar de un modo fácil y sencillo pueden contactarnos: teléfono, correo electrónico, formulario de contacto en la web, skype, etc. Cualquier formato es válido si es efectivo y se da una respuesta rápida.
  • Cuidar la imagen y la marca: Si se hace bien el trabajo pero se descuidan detalles puede que no se esté dando una buena imagen. Por ejemplo: responder tarde o mal los correos electrónicos, no presentar los trabajos a tiempo, ser brusco al hablar con los clientes, etc. En cambio, cuidar la marca personal y ser coherente en el trabajo, son elementos que favorecerán que todo va a mejor. No es suficiente con hacer un buen trabajo, sino que además hay que cumplir los plazos, tener al cliente informado, conocer bien la materia en la que se trabaja, etc.
  • Ampliar el mercado para ampliar posibilidades: Un autónomo puede dedicarse a distintas actividades. Lo importante es pensar hasta donde se puede llegar. Cuanto más amplio sea el mercado, más oportunidades de trabajo habrá. A medida que la reputación crezca, será más fácil escoger lo que más convenga.

Para la facturación del trabajo realizado, se deben valorar varios factores: el tiempo dedicado, los costes invertidos, los precios de mercado en el sector de que se trate, nuestro valor añadido, etc.

A continuación os damos algunas claves para encontrar clientes, publicadas en el portal infoautonomos:

  • Centrarse en un público objetivo: si además vienen clientes de otros sectores, bienvenidos sean. Mientras, hacer un estudio de mercado puede ir muy útil para identificar aquellos clientes potenciales que interesa captar.
  • Ofrecer algo útil y necesario: el mercado está muy saturado en algunos sectores. Algunos negocios están condenados al fracaso por el simple hecho de no haber observado si lo que van a ofrecer es algo demandado por la sociedad. Por ejemplo, si se quiere montar una peluquería, es aconsejable ver qué servicios ofrece la competencia e intentar innovar ofreciendo algo nuevo o mejor. A veces la idea no sale a la primera ni a la segunda, pero con una lluvia de ideas y una observación constante se puede acabar obteniendo algo bueno.
  • Crear vínculos con los clientes y con posibles clientes. Hay muchas maneras, tales como enviar una felicitación de las fiestas, un cupón para su cumpleaños, ofrecer de vez en cuando algún producto mejorado, crear algún tipo de bono descuento premiando la fidelidad de los clientes, etc. Pues, al cliente suele gustarle recibir trato especial y a la larga eso puede repercutir positivamente en el negocio.
  • No hay que precipitarse: las ventas se hacen de forma calmada, a veces se tiene que dar muchas vueltas para llegar a un buen final. Si lo que se ofrece es de calidad y se comunica adecuadamente, lo lógico es que paulatinamente vaya habiendo más clientes.

Este artículo tiene un comentario

  1. julian

    Un artículo claro en el que podemos ver detalles que muchas veces no se tienen muy en cuenta como son la imagen que ofrecemos a los demás y sobre todo a nuestros clientes. Por nuestra parte queríamos hacer un aporte mostrando nuestra web, en la que estamos trabajando para dar visibilidad a aquellas empresas dedicadas a los servicios de protección de datos, donde apoyamos a los emprendedores para mostrarse en nuestro listado de empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *