Derechos y deberes laborales básicos

El Estatuto de los Trabajadores recoge, en su artículo 4 de la sección 2ª, los derechos y deberes laborales básicos que tienen los trabajadores. Son éstos:

Derechos básicos de los trabajadores

  • Todas las personas tienen derecho al trabajo y al poder elegir libremente la profesión u oficio que se quiera realizar.
  • El derecho a la libre sindicación
  • El derecho a la negociación colectiva
  • La posibilidad de adoptar medidas de conflicto colectivo
  • El derecho a hacer huelga
  • El derecho a reunirse
  • El derecho a recibir información, realizar consultas y participar activamente en la empresa

Aparte de estos derechos básicos, existen otros que tienen que ver con el día a día laboral. Son estos:

  • El derecho a la ocupación efectiva
  • El derecho a promocionarse laboralmente y a acceder a la formación profesional. Aquí se incluyen todas las formaciones orientadas a las posibles adaptaciones del puesto de trabajo y al desarrollo de planes y acciones formativas que se realizan para favorecer al máximo la empleabilidad.
  • El derecho a no ser discriminados para el empleo a desarrollar, ya sea de forma directa como indirecta (aquí se incluye también el no ser discriminados una vez se haya obtenido el puesto de trabajo). No se puede, pues, discriminar por razones de sexo, estado civil, edad, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, las ideas políticas que uno tenga, la orientación sexual, que se esté o no afiliados a un sindicato, etc. Tampoco se podrá discriminar por razones de lengua mientras se esté dentro del Estado, ni por motivos de discapacidad (siempre y cuando estas personas demuestren que tienen las condiciones necesarias para el desempeño del puesto laboral a ocupar).
  • Protección de la integridad física. Esto implica que el lugar de trabajo cumpla con las condiciones necesarias de seguridad e higiene, es decir, que cumpla la normativa vigente en esta materia, que se entregue a los trabajadores el material de protección que corresponda, que se les informe adecuadamente sobre los riesgos o peligros propios del trabajo a desarrollar, etc.
  • Otro derecho esencial es el respeto a la intimidad del trabajador y la preservación de su dignidad. Ningún empleado podrá ser acosado por ningún motivo, especialmente por las causas expuestas como motivos de discriminación y, en caso de producirse, la empresa deberá tomar las medidas necesarias poner fin a esa situación.
  • Todo trabajador tiene derecho a cobrar puntualmente su salario, ya sea el que legalmente esté establecido por convenio colectivo o bien el que se haya pactado en el contrato de trabajo.
  • El derecho a ejercer de forma individual las acciones derivadas del contrato laboral.

Deberes laborales

Si bien existen una serie de derechos básicos, es importante recordar que también existen unos deberes que deben ser cumplidos por parte de los trabajadores. Estos deberes laborales consisten en:

  • Cumplir las obligaciones que se derivan del puesto de trabajo, y actuar de buena fe con la empresa.
  • Cumplir de forma responsable con las medidas de seguridad e higiene que corresponda. Por ejemplo, si hay que llevar equipos de protección individual o cumplir una serie de protocolos básicos. Ya que el hecho cumplirlos te puede poner en peligro tanto al trabajador como a otras personas.
  • Cumplir las órdenes e instrucciones de los superiores.
  • No concurrir con la actividad de la empresa, al menos en los términos que fija la Ley.
  • Intentar contribuir, en la medida de lo posible, a la mejora de la productividad empresarial, lo que implica intentar actuar siempre con responsabilidad para el buen funcionamiento de la empresa
  • Los deberes que se deriven del propio contrato de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *