El despido será calificado como procedente por la Sentencia del Juzgado de lo Social cuando la/s causa/s en la que el mismo se basa sea/n cierta/s y justificada/s. Ello va referido tanto al despido disciplinario como al despido objetivo.

El acceso a la prestación de desempleo o paro no depende de que el despido sea considerado procedente o improcedente, sino que en ambos casos el trabajador tiene derecho a percibir dicha prestación. Si bien, debe tener en cuenta que si, tras dictarse una Sentencia judicial que declare el despido improcedente, se produjera la readmisión del trabajador en su puesto de Trabajo, en ese caso deberá reintegrarse al SPEE (INEM) lo percibido en concepto de prestación desde el despido y hasta la readmisión. Si bien, la empresa deberá abonar al trabajador los salarios dejados de percibir durante ese mismo período (salarios de tramitación), con lo que en la práctica habrá una compensación con la prestación de desempleo y un sobrante a favor del trabajador al ser el salario superior a la prestación por desempleo.


Llámanos y te ayudaremos 93 531 30 34