El contrato en prácticas

Dentro de los contratos formativos previstos legalmente, tenemos el llamado contrato en prácticas que está regulado en el artículo 11.1 del Estatuto de los Trabajadores. Está concebido como un instrumento para que un trabajador pueda iniciarse en un sector determinado relacionado con la titulación académica que haya obtenido.

Características del contrato en prácticas

– Se puede concertar con trabajadores que tengan una titulación académica de las siguientes:

  • Título universitario.
  • Título de formación profesional de grado medio.
  • Título de formación profesional de grado superior.
  • Título oficial reconocido como equivalente a los anteriores.
  • Certificado de profesionalidad.

– Se puede celebrar dentro de los 5 años siguientes a la obtención de la titulación académica, y de los 7 años en caso de trabajadores discapacitados.

– La actividad a desarrollar debe tener relación con la titulación académicadel trabajador. Los convenios colctivos pueden delimitar los puestos de trabajo que pueden ser objeto del contrato en prácticas.

– La duración del contrato en prácricas será, como mínimo de 6 meses y como máximo de 2 años. Dentro de este intervalo, los convenios colectivos podrán fijar otros límites de duración.

– Un trabajador no puede estar contratado en prácticas por más de 2 años ya sea con una o con varias empresas, por la misma titulación académica o certificado profesional.

  • Los distintos niveles de titulación de unos meismo estudios (grado, máster y doctorado) no se consideran, a efectos del contrato en prácticas, como una única titulación, excepto que al ser contratado el trabajador tenga el de mayor nivel.
  • El período de prueba, excepto que el convenio prevea algo distinto, no podrá ser superior a:
  • 1 mes: Trabajador con título de grado medio o certificado profesional de nivel 1 ó 2.
  • 2 meses: Trabajador con título de grado superior o ceryificado profesional de nivel 3.

– La retribución será la que establezca el convenio colectivo de aplicación. En su defecto, no podrá ser inferior al 60% el primer año y del 75% el segundo año, del salario mínimo fijado para el puesto de trabajo que ocupe.

– Si, finalizado el período en prácticas, el trabajador continuara trabajando en la misma empresa, no podrá hacerle un nuevo período de prueba.

Ventajas del contrato en prácticas para la empresa

Las empresas que contratan trabajadores en prácticas pueden recibir una bonificación de la Seguridad Social, si cumplen ciertos requisitos:

  • Si el trabajador contratado es menor de treinta años (o 35 en caso de personas con discapacidad), la bonificación es de un 50% de la cuota de la Seguridad Social por contingencias comunes hasta que finalice el contrato. Y puede aplicarse un 50% adicional si las personas contratadas forman parte del programa de Garantía Juvenil.
  • Cuando se firma el contrato, si el trabajador hubiera estado realizando prácticas no laborales, la bonificación será del 75% (y un 25% adicional si forma parte del programa antes mencionado)
  • Si, una vez finalizado el periodo de prácticas, la empresa contrata al mismo trabajador con carácter indefinido, obtendrá una bonificación de las cuotas de la Seguridad Social por valor de 500 euros durante tres años, que podrían llegar a ser 700 si la persona contratada es mujer.

Por último, recordar también que estos contratos deben realizarse por escrito y hacerse constar la titulación del trabajador, la duración del contrato en prácticas y las  tareas a realizar. En caso de contrato a tiempo parcial, deben indicarse las horas y su distribución mensual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*