La huelga es un derecho de todos los trabajadores, que está reconocido constitucionalmente. De hecho, ya habíamos hablado del derecho a la huelga en este blog, pero en vista de los últimos acontecimientos de esta semana en Barcelona, creíamos adecuado repasar un poco en qué consiste y como puede afectar en líneas generales.

Tal como dijimos ya en su día, la ley permite el ejercicio del derecho a la  huelga, pero siempre con unas garantías que aseguren unos servicios mínimos para la ciudadanía. Ello se ve muy claro en el caso del transporte público, ya que cuando se convoca una huelga, la autoridad debe asegurar que se mantengan unos servicios mínimos, para garantizar la movilidad de los ciudadanos.

Huelga de trabajadores de TMB durante la semana del Mobile World Congress

El ejercicio del derecho de huelga es parte de unas reivindicaciones laborales. Por tanto, la incidencia que esta huelga pueda tener a nivel social y mediático puede ser un factor determinante a la hora de escoger las fechas en que se lleva a cabo.

En este sentido, esta misma semana en que está teniendo lugar en Barcelona el Mobile World Congress, ha sido el momento que los trabajadores de TMB han creído más idóneo para convocar una huelga de varios días. Este año, además, se le suma la recién inaugurada línea de metro L9-Sud, que por primera vez conecta la terminal  1 del aeropuerto con la ciudad de Barcelona a través del metro.

Establecer servicios mínimos

Cuando se convoca una huelga de estas características, el primer paso es abrir negociaciones con todas las partes implicadas para intentar buscar un acuerdo.


Ada Colau, alcadesa de Barcelona

En caso de no poder llegar a ningún acuerdo que ponga fin a la huelga, se deben establecer los servicios mínimos necesarios para poder garantizar el servicio. En el caso de la última huelga  de TMB, se establecieron 3 franjas horarias de 2 horas (mañana, mediodía y tarde) en que circulaban el 50% de los trenes/buses, y el resto de tiempo el 30%. Estas medidas garantizan que la gente pueda seguir moviéndose en metro y bus, y que no se produjeran grandes aglomeraciones. De hecho, debido al exceso de vehículos privados los primeros días, con colapsos importantes en vías de accesos y salida de la ciudad, junto a una situaión meteorológica que influía en una mayor contaminación del aire, la Generalitat de Catalunya decidió incremenar los servicios mínimos a partir del tercer día de huelga.

Las huelgas legales

No todas las huelgas son legales. Para que una huelga pueda ser considerada legal (como el caso de la huelga de TMB) se deben cumplirse una serie de requisitos: debe ser convocada  por los sindicatos o los representantes de los trabajadores, debe tener el apoyo de la mayoría de los trabajadores de la empresa, debe comunicarse con una antelación suficiente , etc.

Normalmente la huelga se da por finalizada cuando los trabajadores así lo deciden o bien cuando se ha pactado previamente que durará un tiempo determinado. Por ejemplo, cuando se convoca una huelga general para un día concreto, será solamente ese día.

Retribución salarial

La huelga es un derecho de todo trabajador y se puede ejercerlo libremente. Pues bien, durante el tiempo en que se ejerza el derecho de huelga, el contrato de trabajo permanenece en situación de suspensión,  de modo que no se devenga salario por ese tiempo. El trabajador que haga huelga dejará de recibir la parte del salario correspondiente a los días que dure, afectando también de forma proporcional al importe de la paga extraordinaria siguiente. El trabajador no puede ser sancionado por el ejercicio de su derecho a la huelga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *