¿Se puede ser autónomo y asalariado a la vez?

La respuesta es sí. La legislación española establece que es posible trabajar como autónomo y asalariado al mismo tiempo, es decir, en régimen de pluriactividad, compaginando un negocio emprendedor con un empleo en una empresa como asalariado.

Ser autónomo y asalariado al mismo tiempo

La Ley de Emprendedores del 2013 establece un tipo de cotización aplicable en caso de pluriactividad con jornada laboral a tiempo completo o parcial superior al 50%. Por tanto, un mismo trabajador podrá estar dado de alta en la Seguridad Social por estar trabajando en una empresa y al mismo tiempo podrá también estar dado de alta como autónomo, cotizando y tributando por separado cada una de las actividades en la Seguridad Social y en la Agencia Tributaria, respectivamente.

El importe de la cuota del RETA

El trabajador con pluriactividad deberá abonar una cuota por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) inferior a la que debería pagar si se tratara de su única actividad, por el hecho de estar ya cotizando por la actividad por cuenta ajena. Además, el trabajador podrá beneficiarse de una bonificación a la hora de elegir la base de cotización, que ésta será siempre inferior a la de un trabajador que sea exclusivamente autónomo. Estas bonificaciones son:

  • Durante los 18 primeros meses podrá tener una reducción de hasta el 50% de la base mínima y,
  • Durante los próximos 18 meses, la reducción será de hasta el 75%.

Por tanto, las bonificaciones se extienden por un total de tres años. Es importante saber que la aplicación de estas medidas es incompatible con otra clase de bonificaciones previstas legalmente, como por ejemplo, la tarifa plana para autónomos.

Tributación aplicable

Como ya hemos dicho, la pluriactividad genera una distinta tributación, es decir, debemos tributar los ingresos como autónomo por una parte y los ingresos como asalariado por otra.

  • Como autónomo.

        – Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por rendimientos de actividades económicas.

            – Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA).

  • Como asalariado.

                – Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por rendimientos del trabajo.

Cotización a la Seguridad Social.

El trabajador con pluriactividad deberá cotizar por dos regímenes distintos:

  • Como autónomo: por el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), o bien por el régimen alternativo al RETA previsto para algunos colectivos como, por ejemplo, abogados, médicos, farmacéuticos,…
  • Como asalariado: Por el Régimen general de la Seguridad Social, correspondiendo una parte a cargo del trabajador (el empleador se lo deduce de su salario mensual y lo ingresa en la Seguridad Social), y otra parte que van a cargo del empleador (cuota empresarial).

En definitiva, como hemos visto, es perfectamente compatible ser trabajador asalariado y autónomo a la vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *