Tal y como establece la propia Ley General de la Seguridad Social SÍ es compatible cobrar dos pensiones de incapacidad permanente, siempre y cuando, las mismas deriven de regímenes de la Seguridad Social diferentes.

Para que se pueda dar este suceso, es necesario que el trabajador haya cotizado en dos regímenes distintos de la Seguridad Social y que tenga limitaciones funcionales para esas dos profesiones.

Un ejemplo típico y claro es aquel asalariado que trabaja por cuenta ajena para una empresa y solicita una incapacidad permanente total para su profesión habitual por tener limitación para seguir con el desempeño de las tareas propias de la misma.

Concediéndosele dicha prestación y, con posterioridad, compatibilizando el cobro de la misma con el alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos para ponerse a trabajar en otra profesión, en la cual cotiza hasta el momento en que también se encuentra limitado para el desempeño de la misma y procede a solicitar una nueva incapacidad permanente total respecto a esta última profesión.

Ésta también se le concede al haber generado cotizaciones suficiente en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos para ello. 

Si tienes dudas acerca de las diferentes pensiones o subvenciones citadas en este artículo puedes contactar  con Marben Abogados; estamos acostumbrados a tratar este tipo de situaciones en pro de obtener un grado de incapacidad permanente y seguir mejorando la calidad de vida de nuestros clientes.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuarlo!

Promedio de puntuación 0 / 5. Recuento de votos: 0

Hasta ahora, ¡no hay votos!. Sé el primero en puntuar este contenido.