Cuando hablamos de EPOC estamos haciendo referencia a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, es decir, una enfermedad que afecta a la salud de los pulmones y que provoca complicaciones para respirar.

En función del grado de EPOC es posible solicitar una incapacidad permanente. En Marben Abogados vamos a explicar cómo solicitar la incapacidad por EPOC y otros datos relacionados con este tema que, seguro, son de tu interés.

Qué es EPOC 

Tal y como hemos comentado en la introducción a este artículo, EPOC son las siglas que hacen referencia a la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica. Se trata de una enfermedad común que se suele presentar de dos formas diferentes:

 

  • Bronquitis crónica: el paciente sufre de una tos prolongada con mucosidad
  • Enfisema: es una condición que termina dañando los pulmones de forma grave

La amplia mayoría de personas que sufren EPOC, experimentan una combinación de ambas enfermedades y, por eso, la enfermedad es grave y puede requerir la baja laboral permanente.

Causas y síntomas de EPOC

La causa principal de la aparición de EPOC es el tabaco. Una persona fumadora tiene más posibilidades de padecer EPOC que una persona que no fuma; sin embargo, no todos los fumadores sufren EPOC.

Otra causa que puede conllevar que un paciente tenga EPOC es que no tengan una proteína que se conoce con el nombre de alfa-1 antitripsina y, por tanto, esta deficiencia puede hacer que aparezca enfisema.

Los síntomas de EPOC más comunes son los siguientes:

  • Tos abundante que puede ir acompañada de flema o no
  • Infecciones respiratorias
  • Problemas para respirar
  • Fatiga
  • Sibilancias

De todos modos, siempre deberá ser un profesional de la salud quien determine si los síntomas que experimenta la persona son debidos a la EPOC o a cualquier otra enfermedad respiratoria.

Los síntomas pueden confundirse con otras condiciones como resfriados, gripe u otras enfermedades comunes.

 Cómo pedir la baja permanente por EPOC

La EPOC puede conllevar la baja permanente pero esto es algo que siempre dependerá del examen de un médico y de la valoración profesional de cada caso.

Y es que dependiendo del estado de salud del paciente es posible que el médico recomiende la incapacidad permanente, algo que ocurre cuando la enfermedad está en sus fases graves o muy graves.

En el caso de la EPOC, puede obtenerse una incapacidad permanente cuando la persona trabaja en un sector en el que hay una alta exigencia física, una situación de estrés, etcétera.

También en aquellos casos en que, además de EPOC, la persona sufre otras patologías que pueden hacer que la respiración sea más complicada.

Para que el afectado pueda obtener un reconocimiento de una incapacidad permanente de la Seguridad Social es importante que se acredite con pruebas médicas que su estado de salud le impide ejercer su profesión (IP total) o cualquier tipo de profesión (IP absoluta).

Si necesita asesoramiento al respecto puede contactar con Marben Abogados, donde ofrecemos un asesoramiento para determinar la viabilidad de solicitar la incapacidad permanente, y en tal caso dar la asistencia legal necesaria para llevarlo a cabo.


Llámanos y te ayudaremos 93 531 30 34