Conocida como la enfermedad imprevisible o de las mil caras, la esclerosis múltiple es una enfermedad degenerativa y crónica del sistema nervioso.

Una enfermedad que cada día afecta a más personas y en la actualidad es la segunda causa de discapacidad entre la población joven.

Y es que esta enfermedad suele aparecer entre los 20 y los 40 años, suponiendo una merma en la calidad de vida de los enfermos, siendo necesario buscar tanto un tratamiento médico, como reorientar la vida familiar, la laboral y, como no, las relaciones sociales.

En Marben Abogados somos conscientes de la necesidad de información y de apoyo que tienen los pacientes de esclerosis múltiple.

En este artículo te ofrecemos todo lo que necesitas saber para conseguir una incapacidad permanente por esclerosis permanente.

¿Qué es la esclerosis múltiple?

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central, produciéndose cuando se daña la mielina, un material que protege las fibras nerviosas y que está compuesto por proteínas y grasas.

No se conoce cuáles son las causas últimas de la esclerosis múltiple, señalándose a factores genéticos y medioambientales como posibles motivos. Además, la esclerosis múltiple evoluciona de diferente manera en cada caso, pudiendo incluso una misma persona experimentar oscilaciones en la gravedad de los síntomas y en la duración.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerosis múltiple?

Como vemos, los síntomas de la esclerosis múltiple son variables y diferentes en cada persona, si bien los más reconocibles son fatiga, deterioro cognitivo, dolor y trastornos psiquiátricos.

Unas manifestaciones de la enfermedad que son invalidantes y son factores de discapacidad.

Su diagnóstico precoz es fundamental para gestionar los síntomas y poder poner en marcha los tratamientos farmacológicos necesarios, así como los ejercicios de rehabilitación.

Los especialistas consideran que existen síntomas visibles e invisibles, esto es, unos síntomas más evidentes y otros que no son tan claros o no se reconocen como esclerosis múltiple.

Por ello, es preciso que el enfermo esté atento a los síntomas y a cómo va evolucionando a los tratamientos, así como controlar los efectos secundarios y valorar todo con los profesionales médicos.

¿Cómo se puede conseguir la incapacidad permanente por esclerosis múltiple?

Si se padece esclerosis múltiple es fundamental ser consciente de que las consecuencias de la enfermedad y de los tratamientos médicos pueden tener una incidencia clara en el trabajo, así como en la vida social como la familiar.

La decisión ha de partir del enfermo y valorar si las limitaciones físicas impiden llevar a cabo su trabajo y es momento de solicitar una incapacidad laboral permanente.

Además, las personas afectadas por esclerosis múltiple pueden pedir ayudas y subsidios si están en situaciones que les impidan desenvolverse en su día a día o hayan visto sus ingresos reducidos por la enfermedad.

En el caso de la incapacidad permanente, esta puede solicitarse si la persona está en el paro y no puede trabajar debido a su enfermedad.

Y aunque no se haya trabajado nunca o no se haya cotizado el tiempo mínimo exigido legalmente, si se tiene un grado de invalidez de un 65% o superior se puede solicitar una Pensión no contributiva por invalidez.

Un tipo de pensión destinada a personas que pese a estar en edad de trabajar, no pueden hacerlo por su discapacidad.

Si esta es tu situación o deseas consultar un caso específico, en Marben Abogados podemos asesorarte y poner en marcha las gestiones necesarias para solicitar y conseguir una incapacidad permanente por esclerosis múltiple. ¡No dudes en llamarnos!


Llámanos y te ayudaremos 93 531 30 34