Cuando un trabajador quiere dejar su trabajo de forma voluntaria, normalmente el convenio colectivo aplicable impone la obligación de conceder al empresario un preaviso mínimo. Las consecuencias de no respetar ese preaviso mínimo facultarán a la empresa a deducir de la liquidación el equivalente en salario a los días de preaviso no respetados. Por tanto, lo habitual es que el trabajdor que decida causar baja voluntaria lo haga respetando ese tiempo mínimo de preaviso que estipule el convenio colectivo.

Así pues, una vez comunicada la baja voluntaria, el trabajador continuará estando de alta en la empresa, ya sea prestando servicios de forma efectiva o de vacaciones. De modo que hasta que no llegue el día de efectos de la baja voluntaria, la relación laboral pervive y no se producirá su extinción hasta que llegue la fecha indicada por el trabajador.

¿Puede el trabajador retractarse su decisión de causar baja en la empresa?

La respuesta es que sí, el trebajador podrá echarse para atrás en su decisión siempre que no se haya alcanzado la fecha de efectos de la baja voluntaria. Pues, se entiende que se trata de una decisión que todavía no ha desplegado sus efectos.

Debe tenerse en cuenta que, en caso de un despido, el empresario también tiene la facultad de retractarse del mismo mientras no se alcance la fecha de efectos del mismo. Es decir, durante el período de preaviso, en que la relación laboral aún no se ha extinguido, también puede dar marcha atrás en su decisión de despedir al trabajador.

En resumen, la retractación del trabajador en su decisión de causar baja voluntaria, al ocurrir antes de llegar el momento de producir efectos, sin que hasta ese momento se ha extinguido el vínculo, el preaviso tan sólo es un anuncio, lo que posibilita que el trabajador se pueda retractar sin inconveniente alguno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *